Espere por favor

Tips del día

Beneficios del hielo.

Queremos empezar con la regla de oro para aplicar hielo en el rostro, evita colocarlo directamente sobre la piel, ya que, podría llegar a quemarla. Lo primero que tendrás que hacer, será envolver el hielo en un paño fino y limpio, solo así podrás disfrutar de todas sus propiedades sin que tu piel salga perjudicada.

El hielo en el rostro ha sido popular entre las mujeres coreanas para reafirmar el rostro y atenuar las arrugas. Esta terapia facial es ideal para hacer a diario, aplicando sobre la zona del rostro que quieres mejorar. Solo asegúrate de que tu piel se encuentre completamente limpia, libre de restos de maquillaje o impurezas del ambiente.

1. Ojos cansados:

Si has salido de fiesta o el trabajo te impidió ir a la cama temprano, el hielo es una gran alternativa para devolverle la vitalidad a tus ojos y eliminar las ojeras. Pasa un cubo de hielo (recuerda, siempre envuelto en un paño) por los ojos cerrados durante diez minutos. Para finalizar, utiliza una crema para contorno de ojos.

 2. Granitos.

Siempre nos han dicho que debemos evitar espichar los molestos granitos, porque solo empeoraremos la situación causando más hinchazón y enrojecimiento. Bueno, ante esta situación un cubo de hielo puede ser una gran alternativa. Coloca el hielo envuelto en un paño sobre el granito y déjalo por cinco minutos.  Ayudará a que se reduzca la inflamación y el granito tome mejor aspecto. Además, cerrará los poros evitando la aparición de puntos negros. También es útil para atenuar las manchas ocasionadas por la exposición al sol o los cambios hormonales.

 3. Piel apagada.

Una de las cualidades del hielo sobre el rostro es que mejora la circulación sanguínea ayudando a rejuvenecer la piel. Pasa los cubos sobre la cara durante 10 minutos dos veces al día. Será una forma ideal de refrescar y tonificar el rostro para que luzca radiante a diario.

 PEQUEÑOS TRUCOS:

  • Utiliza el hielo sobre tu rostro limpio y unos minutos antes de aplicar tu maquillaje para obtener mejores resultados con la base.
     
  • Agrega un poco de agua de rosas al agua que congelas para utilizarla como un tónico facial rápido y práctico.
     
  • Para las quemaduras solares, antes de poner el hielo sobre la piel, conviene adaptarla con una toalla mojada en agua helada con aceite esencial de lavanda.
     
  • Si quieres una ayuda extra a la hora de tratar las ojeras, puedes congelar jugo de pepino