Espere por favor

Tips del día

Vence el enojo y reencuentra tu felicidad

¿Cómo? Tan solo tienes que usar a tu cuerpo como una herramienta fundamental para tu felicidad. ¡Manos -y cuerpo- a la obra!

Mira hacia arriba

Cuando nos enojamos, solemos mirar hacia abajo. Y con la mirada clavada en el piso, es mucho más fácil que florezcan los pensamientos negativos.

¡Intenta levantar tu cabeza y mirar hacia arriba! Levanta el mentón, disfruta del cielo y verás que te sentirás mucho mejor.

Sonríe (aunque no tengas ganas)

Puede parecer extraño, porque fingir no suele conducir a buen puerto, pero parece que la sonrisa es la excepción a la regla. Si sonríes sin motivo aparente y mantienes tus comisuras elevadas durante algunos segundos, esa sonrisa se convertirá en verdadera y terminarás por sentirte más contento. ¡Estudios científicos ya lo han comprobado!

Así que, en esos momentos de mucho enojo, vence a tus cachetes y labios que solo quieren fruncirse y hazlos sonreír.

Respira profundamente

Al enojarnos, el ritmo de nuestra respiración se acelera. Entonces, es momento de parar, respirar profundamente y dejar que el enojo se vaya poco a poco.

Una pausa, una respiración intensa, ¡hará la diferencia!

¡Muévete!

Cuando nos enojamos, acumulamos mucha energía negativa y es importante saber liberarla. ¿Cómo? Fácil, haz ejercicio, sal a correr, o haz sentadillas.

Escribe

Es hora de poner tus manos a la obra y escribir lo que sientes. Es un camino terapéutico que te ayudará a sacar todo lo malo que tienes dentro.

Ya sabes, el enojo puede ser algo pasajero y menos frecuente si usas estos trucos. Son muy fáciles y te harán sentir muchísimo mejor.