Espere por favor

Tips del día

Sueña en grande

  • ¿Qué pasaría si no tuvieras miedo?
  • ¿Cuánto lograrías si eliminaras el temor de la ecuación de tus planes?

​Déjanos adivinar: muchísimo. Cuando nos vemos abrumados por los pensamientos negativos basados en el miedo, no solo no podemos avanzar hacia lo que queremos: no podemos siquiera vislumbrarlo. Pero, si logras conocer ese miedo y trabajarlo, verás cómo se disipan las nubes y tienes todo un mundo por delante que espera a que concretes tus más preciados sueños.

  • Articula tu sueño

Una vez que hayas identificado el miedo y lo hayas superado, llega la hora de la planificación. Tienes que desentrañar ese sueño para lograr identificar todos y cada uno de los aspectos que lo conforman y, si aún no lo tienes decidido el 100 %, hazte preguntas al respecto.

Por ejemplo, si quieres conseguir un trabajo sería conveniente preguntarte en qué lugar del mundo, a qué distancia de casa, cómo sería la oficina, cuántas horas trabajarías, cómo se comportarían los compañeros y los jefes, qué ropa usarías, qué tareas realizarías y cuáles no. Resulta fundamental definir este tipo de cuestiones porque te permite conocer más de ti y saber exactamente hacia dónde apuntas.

  • No tengas miedo de soñar en grande

Puede que las primeras veces que te permitas soñar no se te ocurran grandes cosas. Recuerda que puedes lograr todo lo que te propongas. Con esto en mente, habilita la posibilidad de volar alto... muy alto.

  • Genera un espacio para que se cumpla

No puedes hacer espacio en tu vida una vez que se haya cumplido el sueño. Tienes que hacerlo antes de que se concrete, así tu entorno, tu hogar y todos los aspectos de tu vida ya estarán en armonía con ese nuevo proyecto. Estar preparado es la mejor bienvenida que les puedes dar a tus sueños.

  • Conviértete en tu fan #1

Sabemos que suena egoísta y soberbio, ¡pero no lo es! Para alcanzar nuestros sueños más anhelados, debemos convencernos primero a nosotros mismos de que lo lograremos. Y para eso tienes que creer en ti mismo y confiar en tus capacidades.

  • Haz oídos sordos a los escépticos

Lo más probable es que encuentres en el camino muchas personas que intentarán tirar abajo tu proyecto. Ya sea con comentarios sutiles o con acciones graves, es posible que quieran interponerse, pero no debes dejarlos. Escucha con paciencia lo que te digan y luego descarta toda la información negativa y la crítica sin sentido. Solo escucha la voz de aquellos que te impulsan a seguir adelante.

  • Escucha a tu intuición

Quizás al principio, si no estás acostumbrado, puede que te cueste un poco, o que de a momentos te parezca una tontería. Pero, créeme, tu intuición será tu mejor maestra.

  • Calcula los tiempos

Si escuchas a tu intuición sabrás exactamente en qué momento actuar, pero también en qué momento es mejor esperar. Es importante no apresurarse ni forzar los acontecimientos. Si tiene que darse, se dará a su debido tiempo… Tú ya estás haciendo tu parte.

  • No pierdas el foco

Muchas veces sentimos que estamos yendo por el camino correcto, pero no nos damos cuenta de que nos hemos desviado de nuestro propósito original. Recuérdate a ti mismo cuál es la meta que quieres lograr, ve por ella y evita las distracciones.

  • Evalúa los riesgos

Es probable que en algún momento te enfrentes a una situación en la que tengas que decidir si arriesgarte o no. La mejor opción, siempre, es escuchar tus presentimientos. Si te dejas guiar por tu intuición, sabrás determinar qué riesgos vale la pena tomar y cuáles no.

  • Anímate

Una vez que hayas pensado lo que querías y lo hayas planificado en función de tus deseos y tu bienestar, prende los motores y lánzate a cumplir esos sueños tan ansiados.

Como ves, un poco de reflexión y preparación no vienen nada mal a la hora de soñar en grande. Espero que te animes a poner en práctica estos consejos y logres cumplir todos y cada uno de tus anhelos más profundos. Y tú, ¿te animas a soñar en grande?