Espere por favor

Tips del día

¿Poros abiertos?

Los poros son los encargados de proporcionar el aceite natural para mantener la piel hidratada y suave, así como de eliminar toxinas del cuerpo; sin embargo, los poros se expanden cuando están obstruidos o dilatados.

Normalmente, las personas con piel grasa suelen tener poros más abiertos que las personas con piel seca, y son especialmente visibles alrededor de la nariz. Con el fin de lograr una piel impecable y saludable, es esencial evitar la apertura de poros.

Cubos de Hielo

Limpia tu cara y frota un cubo de hielo dos veces al día durante 10 segundos. Otra solución en la misma línea es lavarte la cara con agua helada.

Miel y Yogur

La miel es una gran aliada en el cuidado de la piel por sus propiedades antibacterianas y curativas. Combínalo con yogur y aplícalo a modo de mascarilla durante 15 minutos.

Exfoliante

Si quieres hacer uno natural, toma 2 cucharadas de azúcar y agrega 1 cucharada de aceite de oliva en conjunto con unas gotas de jugo de limón. Frótala en el rostro por unos 30 segundos y enjuaga, utilízalo una vez a la semana.

Clara de huevo

La clara de huevo contiene aminoácidos y otras enzimas que rejuvenecen la piel y destapan los poros. Aplícalo sobre la piel y cubre el rostro con un pañuelo de papel, relájate y espera que se seque sobre tu piel.

Almendras

Tritura 6 almendras y agrega unas gotas de jugo de limón, forma una pasta y aplícala en la piel, dejándola estar por unos 20 minutos; retira con abundante agua fría.

Vapor

El vapor es maravilloso para tratar los poros abiertos. Antes de empezar lava la cara con un limpiador suave.

Agua de rosas

Agua de rosas de mosqueta combinada con jugo de pepino es otra excelente opción: aplícalo en el rostro y déjalo estar por unos 20 minutos.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana posee propiedades antiinflamatorias y mantiene el equilibrio del pH sobre la piel. Aplica con un algodón una mezcla de vinagre de manzana y agua.

Bicarbonato de sodio

Actúa como agente exfoliante y elimina el exceso de grasa. Mezcla 2 cucharadas con agua tibia. Aplícalo sobre la piel con masajes circulares y déjalo reposar por 5 minutos.

Avena y tomate

Mezcla estos dos fabulosos ingredientes para hacer una mascarilla que dejarás reposar sobre tu piel al menos 30 minutos.

Sigue estos tratamientos para reducir el tamaño de los poros en conjunto con una rutina de limpieza diaria y verás cómo eliminas, de una vez por todas, esos poros dilatados.