Espere por favor

Tips del día

Mejora la calidad de tu pelo

Muchos enloquecen cuando ven demasiados pelos por todos lados por la excesiva caída. Pero ¡no hay por qué desesperarse! Hay diversas maneras para mejorar su calidad, con estos sencillos consejos que puedes incorporar a tu rutina, tu pelo podría cambiar pronto de aspecto.

  • Eres lo que comes

Más de una vez habrás escuchado la frase «eres lo que comes» y hay mucho de cierto en ella. Lo que elegimos comer cada día tiene un gran impacto en nuestra salud, nuestra energía; lo podemos notar en nuestra piel, uñas y cabello.

Entonces lo primero que debes hacer es revisar tu dieta, qué es lo que comes habitualmente. Para lograr un cabello saludable deberías comer proteínas. Las proteínas ayudan a construir los folículos pilosos, haciéndolos más fuertes. Los huevos y las carnes son una gran fuente de proteínas. Si eres vegetariano deberías saber que las verduras de hojas verdes son esenciales para mejorar la calidad del cabello.

  • Incorpora vitaminas

Muchas veces aunque se tenga una dieta saludable, el cabello igual se ve seco y poco resistente. Eso quizás suceda porque aún pueden faltar vitaminas que son esenciales para fortalecer el cabello.  

Podrías consultar con un especialista por unas vitaminas específicas para mejorar la calidad del cabello, la piel y las uñas. Debes asegurarte que el suplemento vitamínico tiene tres veces la cantidad de zinc a las proporciones de hierro, esto asegurará que estás absorbiendo las vitaminas al máximo.

  • Dormir más

Al igual que la dieta, el estrés y el sueño tienen un gran impacto en nuestro bienestar en general. Cuando no duermo lo suficiente estoy de malhumor, desmotivada y con poca energía, y claro que eso repercute en mi cabello.

Deshacerse del estrés y dormir lo necesario es fundamental para sentirnos bien. Y cuando nos sentimos bien física y mentalmente, nuestro cabello se verá también más sano.

  • Usar aceites

Una forma fácil de mejorar la calidad del cabello es usar aceites naturales. Algunos de los aceites para el cabello que más se usan tienen aceite de oliva, de jojoba, de coco y de almendras.

Todo lo que tienes que hacer es masajear el cuero cabelludo y sus extremos con una cantidad generosa de estos aceites. Esto mejorará su textura en general, será más fuerte y más suave. También ayudará a estimular el crecimiento del nuevo cabello de forma natural.

  • Limitar el calor

Todos sabemos lo perjudicial que es el calor en exceso para nuestro cabello, sin embargo seguimos usando el secador. Lo mejor que se puede hacer es tratar de limitar el uso de los secadores de pelo: siempre que se pueda dejar que se seque al aire. Si no queda otra opción que usar un secador, deberías asegurarte de que es un modelo que limita los daños del calor.

Con estos sencillos consejos la calidad del cabello podría aumentar en cuestión de semanas ¡pruébalos!