Espere por favor
  • LATERALES BOOM

    LATERALES BOOM

    S

  • LATERALES BOOM

    LATERALES BOOM

    S

Tips del día

  • Benedicios y propiedades de la Avena

    2017-10-23

    La Avena es un cereal saludable al contener importantes nutrientes, vitaminas y minerales.

    Ver más
  • Los niños y su comportamiento

    2017-06-04

    Según el profesor y psicólogo Leibowitz lo que se descubrió a través de esta investigación es que los niños de alrededor de 8 meses pueden estar jugando tranquilamente mientras su madre no está, pero al momento de verla hay un 99 % de probabilidades de qu

    Ver más
  • Sueña en grande

    2017-06-02

    Un poco de reflexión y preparación no vienen nada mal a la hora de soñar en grande. Espero que te animes a poner en práctica estos consejos y logres cumplir todos y cada uno de tus anhelos más profundos. Y tú, ¿te animas a soñar en grande?

    Ver más

Arroz con leche tradicional

El arroz es uno de los alimentos más comunes y consumidos en todo el mundo. Casa fácilmente con multitud de sabores, por eso su uso no se limita a las recetas saladas, sino que puede ser protagonista de algunos dulces preferidos de los niños: arroz con leche.

Receta sencilla y clásica, que seguro que has probado en alguna ocasión. Es ideal para el postre o la merienda. No pierdas la oportunidad de compartir este delicioso postre con tus hijos, familia y amigos, seguro que también les encantará. Te enseñamos a hacerlo, paso a paso.

Ingredientes (4 raciones)

  • 1 litro de leche
  • 100 gr arroz
  • 2 ramas de canela
  • 1 limón
  • 100 gr azúcar
  • 20 gr. de mantequilla o margarina
  • Canela en polvo
  • Pasas (Al gusto)

Preparación:

  1. Coloca la leche a calentar en un cazo a fuego medio. Agregar el azúcar, la cáscara de limón y la canela en rama, y esperar hasta que hierva. 
     
  2. Mientras tanto, lavar bien el arroz con agua fría para que se elimine el almidón. Añadirlo a la leche cuando empiece a hervir, bajar la temperatura del fuego y remover. 
     
  3. Dejar que cueza durante una hora, removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Retiralo cuando apenas quede leche, según se prefiera más o menos caldoso.
     
  4. Deshecha la corteza y las ramas de canela. Añade la mantequilla o margarina y remueve para que se derrita.
     
  5. Dejar reposar para que temple antes de servir, y decorarlo con un poco de canela en polvo.