Espere por favor

Tips del día

¿Cómo diferenciar una dieta adecuada de una inadecuada?

Debemos tener claro que a la hora de perder peso no existen fórmulas milagrosas y que algunas dietas que nos prometen bajar mucho en poco tiempo pueden resultar perjudiciales para nuestra salud.

Las dietas y la pérdida de peso

Teniendo en cuenta los efectos de la alimentación dentro del organismo cabe resaltar que no todo lo ingerido aporta nutrientes y energía. En ese orden de ideas, debemos optar por una alimentación sana, balanceada y sin excesos.

Sin duda alguna, no se trata de comer por comer o, simplemente, dejar de hacerlo.

Disminuir lo sobrante del organismo es mucho más complejo y, aunque la dieta desempeña un papel fundamental, siempre debe acompañarse de actividad física y otro tipo de factores positivos para el organismo.

Cuando esto no se lleva de una manera acorde, lo más probable es regresar a la medida indeseada; en pocas palabras, el esfuerzo se va a la basura.

Sin embargo, el principal problema a la hora de bajar de peso con base en la dieta son las malas elecciones.

¿Cómo diferenciar una dieta adecuada de una inadecuada?

El sinfín de alternativas a la hora de elegir una dieta para perder peso es enorme; no obstante, estas pueden no ser del todo adecuadas, al menos, unas más que otras.

De entrada no estamos sugiriendo evitar las dietas, pero sí, aprender a diferenciar cuáles aportan de forma verdadera al objetivo principal mencionado en el artículo y cuáles definitivamente no sirven para nada.

A continuación exponemos las diferencias considerable entre una dieta sana y una no saludable:

Dieta sana o saludable

  • Ayuda a saciar el organismo.
  • Contiene variedad de alimentos.
  • Se basa en los gustos de cada persona.
  • Contribuye a la pérdida de peso, paso a paso; de manera paulatina.

Dieta insana o no saludable

  • No sacia al organismo.
  • Se centra en un solo alimento (falta de equilibrio).
  • Es considerada ‘milagrosa’ o ‘exitosa’.
  • Afirma que ayuda a perder peso de forma rápida.
  • La ingesta calórica es insuficiente.