Espere por favor

Tips del día

  • Los niños y su comportamiento

    2017-06-04

    Según el profesor y psicólogo Leibowitz lo que se descubrió a través de esta investigación es que los niños de alrededor de 8 meses pueden estar jugando tranquilamente mientras su madre no está, pero al momento de verla hay un 99 % de probabilidades de qu

    Ver más
  • Sueña en grande

    2017-06-02

    Un poco de reflexión y preparación no vienen nada mal a la hora de soñar en grande. Espero que te animes a poner en práctica estos consejos y logres cumplir todos y cada uno de tus anhelos más profundos. Y tú, ¿te animas a soñar en grande?

    Ver más
  • Mejora la calidad de tu pelo

    2017-05-31

    Con estos sencillos consejos la calidad del cabello podría aumentar en cuestión de semanas ¡pruébalos!

    Ver más

Bebidas para calmar los nervios

La tensión emocional del día a día produce determinados cambios en nuestras glándulas adrenales. Ello se traduce en un incremento del nivel de adrenalina y cortisol en sangre, dos componentes que generan alteraciones como dolor de cabeza, nervios, mareos, malas digestiones.

Es una sensación conocida por todos nosotros y, por ello, queremos proponerte que descubras estas deliciosas bebidas naturales. Son un complemento para nuestro organismo.

Te invitamos a tomar nota.

1. Infusión de rosa silvestre para los nervios del estómago

La infusión de rosa silvestre (Rosa canina) es deliciosa. No es una flor, sino un arbusto espinoso con pequeños frutos rojizos que podrás encontrar en las herboristerías listo para infusionar. Es un tipo de planta muy medicinal con muchas aplicaciones, pero una de las más conocidas es, sin duda, la de poder relajar los nervios que se concentran en el estómago y que nos impiden tener buenas digestiones.

Es algo realmente común cuando atravesamos períodos de estrés y ansiedad. Esta infusión es muy rica en taninos y, sobre todo, en vitamina C. La bebida a base de rosa silvestre es digestiva, capaz de tratar dispepsias, trastornos intestinales, dolores abdominales y cualquier problema digestivo de origen nervioso.

Se recomienda tomar una o dos tazas de infusión de rosa silvestre después de las comidas.

  • 1 cucharada de infusión de rosa silvestre (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación:

Es muy fácil de realizar. Como te hemos señalado, encontrarás bolsitas listas para infusionar en cualquier tienda natural o en la sección especializada de tu supermercado. Solo tendrás que poner a hervir ese vaso de agua y, una vez caliente, añadir la rosa silvestre.

Deje que se realice la decocción durante 15 minutos para que, después, repose otros diez.
Endulza con un poco de miel y bebe poco a poco. Verás qué bien te sienta.

2. Agua de coco con miel para antes de dormir

A pesar de que el agua de coco suele asociarse casi siempre a su poder energético, te gustará saber que es un remedio ideal para tomarnos justo antes de dormir, siempre y cuando le añadamos una cucharada de miel. Gracias a que el agua de coco es una fuente de magnesio y potasio maravillosa, logramos que los músculos se relajen y que se optimice la circulación sanguínea.

Además, debido al elevado nivel de vitaminas del complejo B presente en la miel y en el agua de coco, los nervios se destensan y se reduce el dolor de cabezay esa agitación general que sufrimos en épocas de estrés.

  • 1 vaso de agua de coco natural (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación:

Tan sencillo como rápido: basta diluir la cucharada de miel en el vaso de agua de coco natural.
Sirve en tu vaso favorito y bebe antes de dormir.

Te encantará.

3. Limonada de lavanda para el dolor de cabeza

Una explosión de sabor en tu boca y un océano de calma para tus nervios, tus músculos y tu cabeza.

Si además la tomas fresquita, esta deliciosa bebida a base de lavanda y limón va a ser a partir de ahora tu mejor aliada para calmar los nervios y aliviar el dolor de cabeza. La lavanda tiene, por encima de todo, un gran poder sedante y relajante. Es un buen ansiolítico natural del que se utiliza casi siempre su aceite esencial. Por ello, es probable que te parezca algo extraño esta “limonada” a base de esta planta aromática.

Ahora bien, la lavanda tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas, y desintoxicantes, y por ello, en los últimos años se ha popularizado el consumo de su infusión. Si además le añadimos un buen aporte de vitamina C, el efecto calmante, a la vez que reconstituyente, será más elevado.

¿Te atreves a probarlo? Te explicamos cómo hacerlo.

  • 1 litro de agua
  • El jugo de 1 limón
  • 2 cucharadas de lavanda seca lista para infusionar (20 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación:

Lo primero que haremos será infusionar la lavanda. Para ello, solo tendremos que poner un vaso de agua hirviendo en la tetera y añadir las 2 cucharadas de lavanda seca. Permite que se haga la infusión a lo largo de 20 minutos, después, deja que repose otros 10 y cuela el contenido para quedarte solo con el agua de lavanda. ¡Huele muy bien!

¿Siguiente paso? Nos vamos ya a una jarra grande, donde añadiremos el jugo de limón, la infusión de lavanda y el resto del litro de agua (si es fresquita, mucho mejor). Remueve bien.